¿Dónde está el MH370 de Malaysia Airlines?

Después de ocho días de cábalas y divagaciones sobre qué ha podido pasar con el vuelo de Malaysia Airlines desaparecido sigo igual que el primer día. Eso sí, con algo más de frustración por no tener una respuesta y el bote de ‘y sis’ tocando fondo.

Malasia es un país precioso y exótico del que apenas sabemos nada porque apenas aparece en los medios. Ahí también está parte de su encanto. Es una lástima que ahora esté en primer plano por una noticia tan trágica como desconcertante. Eso sí, todos los días en primera plana de los periódicos y abriendo los boletines de noticias pero, ¡sin nueva información!

Vista de Kuala Lumpur desde el taxi que nos llevó al centro de la capital malasia

Vista de Kuala Lumpur desde el taxi que nos llevó al centro de la capital malasia

Soy totalmente contraria al goteo de desinformación por parte de los gobiernos, sobre todo el malasio en este caso, incapaz de gestionar este suceso de manera eficiente. Quizá en un intento inútil por controlar la situación, incontrolada desde las 1.22 de la madrugada del sábado 8 de marzo cuando el MH370 dejó de dar señales, el gobierno y los encargados de dirigir la investigación se guardan para sí datos que podrían arrojar algo de luz al caso.

Como no es así, como aún no sabemos dónde está el avión ni quién hizo qué con él, la rumorología se adueña de la red, dando informaciones para todos los gustos. He aquí mis conclusiones después de todo lo que he leído y consultado:

1. Si el avión se ha caído…

Teoría del fallo técnico que no pudo ser controlado por los pilotos –> Poco probable tras descubrir los cambios de ruta que siguió el avión y comprobar que el transpondedor y el ACARS fueron desactivados de manera deliberada desde el avión.

Teoría terrorista. Alguien con avanzados conocimientos aeronáuticos se hizo con el control de la nave y la estrelló tras siete horas y media de vuelo –> Partiendo de la base de que algo así no puede entenderse, intenté pensar por qué un terrorista iba a querer estrellar un aparato sin que nadie lo supiera cuando la motivación de todo acto de estas características es buscar la publicidad para una causa.

Teoría suicida. Muy parecida a la anterior pero motivada por otras razones –> Como en todos los accidentes en los que se ven implicados muchos pasajeros -y, por tanto, muchos millones en indemnizaciones a familiares- lo más fácil y cómodo es culpar a los pilotos, que en este caso tampoco estarían en posición de defenderse.

Teoría tirachinas. Algún ‘medio’ ha publicado estos días la posibilidad de que el MH370 pase a la historia como el primer caso de ‘aerociberataque’. Esto es, que alguien en remoto se hiciera con los mandos de la nave y la derribara –> Según Hugo Teso, al que por supuesto le comento lo que se me va ocurriendo, poco probable ya que para ello, el atacante necesitaría el ACARS (Aircraft Comunications Addressing Reporting System) para comunicarse con el aparato y poder enviarle datos falsos para así engañarlo. Pero éste fue desactivado desde la cabina. Además, durante las más de siete horas que el avión estuvo en el aire, los pilotos hubieran descubierto que las indicaciones no podían ser fiables y habrían desconectado el piloto automático. Pero, ¿y si el ACARS fuera desactivado por error por el piloto de la nave? Improbable ya que el interruptor se encuentra en los mandos superiores justo encima de la cabeza del comandante. Y no, una turbulencia por muy fuerte que sea no pudo hacer que lo desactivara accidentalmente. Eso sólo pasaría con Ryanair.

Esta teoría es improbable y fruto de la impotencia de ciertos medios de comunicación que, ante la falta de datos reales, echan la bola de cristal a rodar y se enfundan en teorías conspiranoicas, amparadas en una investigación basada en un entorno absolutamente teórico.

Pero… y si…

2. El avión consiguió aterrizar

– Según pasaban los días, supimos que durante su tiempo en el aire, el Boing 777 pudo elegir entre una ruta norte y otra sur. Que haya aterrizado ya me resulta algo difícil de imaginar, no porque desconfíe de la pericia de los pilotos, si no porque habría sido más viable una localización en tierra del aparato. Si por el contrario escogió el sur y voló hacia el Índico, ¿qué posibilidades hay de un amerizaje en esas vastas aguas? Si éstas estuvieran en calma y los pilotos hubieran podido posar esa mole de una pieza es posible que se hundiera, pero con tiempo suficiente para desalojar a los pasajeros y desplegar las balsas instaladas en las salidas de emergencia. Estos gigantescos salvavidas van dotados de balizas, las cuales emitirían una señal pero, ¿habría algún receptor que captara esa llamada en la mitad de la nada? Recordemos que los equipos de búsqueda han estado una semana buscando en las costas de Malasia, Vietnam y el mar de Andaman donde, ha quedado claro, no podía haber ningún indicio. ¿Y si se hubiera buscado los restos del avión a siete hora y media de vuelo al sur?

3. La campaña de publicidad perfecta

A todos nos gustaría que esto acabara así, como una campaña de publicidad viral bestial pero mucho me temo que la realidad supera la ficción. Así que espero que en las próximas horas, y después de delimitar la zona donde pudo llegar el Boing con más certeza, sepamos qué ha pasado con las 239 personas que iban a bordo.

Campaña de Malaysia Airlines con su nuevo Boing 777. La noticia apareció en laverdad.es pero desapareció poco después

Campaña de Malaysia Airlines con su nuevo Boing 777. La noticia apareció en laverdad.es pero desapareció a los pocos minutos

Todas las fotografías son propiedad de (c)Elisa Coello/@NPRubia 2014

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s