Lacon.13 (Versión sin grelos) Descargar AQUÍ

     ¿A qué aspiraba yo en una convención ‘freak’ anual de amigos que se reúnen para exponer los avances en las investigaciones de sus respectivos campos, si no a disfrutar de los baños de señoras a mi entera disposición, ante la ausencia casi absoluta de competencia, y aprender nuevos vocablos para el parloteo diario, como ‘madafacker’?

‘Lacon 2013’ reunió en Girona a lo más variopinto y selecto del mundo ‘Away From Keyboard’. Y es que, si no pasan más cosas es porque Dios… digo, porque los ‘hackers’ no quieren: cómo ‘flashear’ una máquina que cuenta billetes para que valide una servilleta de papel como un moradito de 500 euros o hacer que las barreras de los aparcamientos públicos te hagan la ola cada vez que vean aparecer tu coche (por la patilla, of course), son algunas de las lindezas que descubren los piratas informáticos.

En este mundo, como en todos, existen los llamados ‘bad boys’ y sus antagonistas, los ‘good boys’. Éstos nos avisan de lo que los primeros son capaces  de hacer; aquellos que, generalmente, no sabemos quiénes son o dónde están. Los chicos buenos, por lo general, suelen dar la cara (o su alias) lo que a veces, no sólo no es tomado por las autoridades como una acción de buena fe, si no que casi consiguen dar con sus teclas entre rejas. En algunas ocasiones, los ‘hackers’ han prestado anónimamente sus habilidades a Policía y Guardia Civil para luchar contra lacras sociales como la pederastia, lo que les ha conducido, no ya lejos de los laureles, a ser (ex)puestos en el centro de la diana. Lo que para algunos es una obligación moral para con su sociedad puede ser, para otros de su misma especie, “una línea que no hay que cruzar”.

Diapositiva de presentación en 'Lacon 2013'

Diapositiva de presentación en ‘Lacon 2013’

He aquí el cinismo en el campo de la maestría ante la pantalla de un ordenador: para algunos cuerpos y fuerzas de seguridad es más fácil -y menos costoso- acosar a un objetivo ‘visible’ que descubre o muestra una vulnerabilidad que perseguir a quien realmente usaría esa ‘brecha’ para delinquir.

Con unas presentaciones que aúnan conocimientos, fácil (ejem ejem) comprensión y unas cuantas notas de humor, los ponentes de ‘Lacon 2013’ lo dejaron claro: la seguridad es poder y si descuidamos las máquinas arriesgaremos la vida de los usuarios. Es aquí donde entra el tercero en discordia: el coste económico de tener en cuenta estos descubrimientos. De esta manera tan contundente denunciaron de nuevo que ‘safety’ no es lo mismo que ‘security’.

Material radiactivo bajo la luz ultravioleta

Material radiactivo bajo la luz ultravioleta

De seguridad nuclear se habló también y mucho. Esta charla, la favorita para muchos de los asistentes, nos catapultó de vuelta al pasado a una clase de Física y Química de 2º de BUP. Las chuletas que me hice por aquel entonces de la tabla de los elementos me pasaron factura y señores como Don Polonio me sonaban a nombre de tío lejano del pueblo. Pero no hay nada como que te pongan un trozo de kriptonita, digo uranio, en las manos y un medidor de radiactividad para maldecir por siempre el día que decidiste elegir ‘letras’ en lugar de ‘ciencias’.

Lo siento por  Cataluña y su chistorra -que está de lujo- pero yo me quedé con ganas de más lacón. ¡Me apunto a las jornadas de 2014!

Todas las fotografías son propiedad de (c)Elisa Coello/@NPRubia 2013

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s